Entrevista a Antonio Delgado

Antonio Delgado es un tecnólogo educativo y diseñador de aprendizaje con experiencia docente, participante de redes educativas internacionales y gestor de comunidades de aprendizaje quien desde el 2008 es también el creador de la página EDUMORFOSIS. Me di a la tarea de entrevistarlo para integrarlo a la dinámica de nuestro grupo de la clase Diseño y producción de ambientes de aprendizaje, moderada por el Profesor Antonio Vantaggiato. El tema fue: entornos de aprendizaje y quise centrarme en el tema de los entornos personalizados de aprendizaje. A continuación, la entrevista.

 

Advertisements

Comentario al texto: “BRAIN ACTIVITY ON NAVIGATION IN VIRTUAL ENVIROMENTS”

Conocer cómo reacciona el cerebro ante diferentes estímulos nos ayuda a diseñar instrucción de una manera más efectiva. Además, es importante saber qué procesos cognitivos tienen lugar, específicamente en entornos virtuales, ya que así podríamos mejorar las experiencias de los usuarios en una de las modalidades que está más en boga y se perfila que domine sobre las demás en un futuro nada lejano. Las neurociencias enfocadas a la educación y aspectos cognitivos siguen tomando auge. La relevancia y pertinencia de este tema se advierte con la numerosa cantidad de publicaciones científicas que hay con las que se pretende describir o explorar en detalle los mecanismos neuroanatómicos y su implicación en los procesos cognitivos. Un ejemplo de este tipo de publicación es el artículo en cuestión para este comentario al texto.

5070414542_4112075b25_m
©Lisa Brewster

Así como dice el resumen del artículo, el trabajo de Tassos A. Mikropoulos (Brain Activity on Navigation in Virtual Enviroments) nos presenta un informe derivado de una serie de estudios con los que intentaron, en la Universidad de Ioannina, evaluar el proceso cognitivo que tiene lugar en ciertos entornos virtuales, mediante la medición de la actividad eléctrica del cerebro de un grupo de sujetos. Es curioso dar con el hecho, según el informe, de que para entonces solo se destacaran unos pocos estudios que mostraran resultados sobre la actividad eléctrica del cerebro en mundos virtuales. Uno de esos estudios es el de Cartwright y Zanni (1996), el cual presentó un intento de distinguir los estímulos virtuales de los reales. Otro estudio mencionado por Mikropoulos es el de Maguire, Frith, Burgess, Donnet y O’Keefe (1998), quienes aplicaron un PET Scan para medir los cambios regionales del flujo sanguíneo cerebral, mientras que once sujetos llevaron a cabo actividades de exploración en un entorno virtual. Sin embargo, se resalta que ninguna de esas referencias a estudios informa sobre resultados en entornos virtuales educativos; tampoco era su objetivo encontrar cambios emocionales o cognitivos desde un punto de vista pedagógico. Sin embargo, los resultados sí indican que la actividad cerebral es diferente en entornos virtuales en comparación con los reales.

Partieron de investigaciones previas para hacer un experimento en el que se registrara la actividad cognitiva de los usuarios en entornos virtuales de tipo inmersivos. Aquí entra el elemento de la Realidad Virtual (RV) ya que uno de los objetivos fue medir y analizar los cambios cognitivos que experimentan los usuarios de los sistemas educativos de realidad virtual y evaluar   las consecuencias de dicho tipo de software educativo. Por lo tanto, su objetivo no era el de medir las actividades cognitivas de por sí, sino comparar la actividad eléctrica del cerebro que tiene lugar en entornos virtuales versus entornos reales. Para esta investigación de tipo explorativa utilizaron la señal emitida por una electroencefalografía o una señal EEG por que da resultados con los que se pueden estudiar los procesos emocionales y cognitivos de los usuarios en los entornos virtuales educativos.

16685968905_73fa49581e_m
©Mark Rifkin twi-ny.com

Las preguntas que querían contestar eran: si existe alguna diferencia entre las señales EEG provenientes de entornos reales y virtuales, qué tipos de diferencias existen en entornos reales y virtuales y si hay diferencias entre las señales EEG de sujetos masculinos y femeninos. La selección de muestra constó de doce estudiantes universitarios, tanto de pregrado como de postgrado, del Departamento de Educación Primaria de la Universidad de Ioannina, en Grecia. La edad de los participantes era de aproximadamente treinta años.  Un dato curioso es que los sujetos fueron elegidos en función de su familiaridad con entornos virtuales y que la mayoría de los hombres tenía más experiencia que la mayoría de las mujeres.

En resumen, esos doce estudiantes universitarios tuvieron que realizar las mismas tareas en un entorno virtual y uno real. Durante los dos procesos, sus señales cerebrales fueron registradas y analizadas. Interesantemente, las mediciones del movimiento de los ojos mostraron que todos los sujetos estaban más atentos cuando navegaban en el mundo virtual. Los estudiantes asignaron más atención en el entorno virtual y fueron más receptivos a la estimulación cognitiva. Al parecer, todos los participantes colocaron menos esfuerzo mental en la tarea virtual, lo que significa que la realidad virtual proporciona entornos adecuados para la transferencia de conocimiento. Lo que los resultados de esta investigación muestran es que, la RV puede proporcionar entornos educativos para que los estudiantes se concentren, puedan percibir y aprender.

Me parece que el artículo respalda el tema de los entornos de aprendizaje cuando suma el elemento de la Realidad Virtual como un posible y legítimo ambiente de aprendizaje. En adición a esto, siempre es favorecedor leer sobre investigaciones que tratan los procesos cognitivos a nivel cerebral y más aun cuando son procesos cognitivos que se dan en entornos de aprendizaje como los anteriormente mencionados.

Pueden leer el documento a través del siguiente enlace: Brain activity in Virtual enviroments

 

EDU 646: La segunda clase lleva el nombre de “Parisa”.

Pocas veces se tienen experiencias enternecedoras en una clase. Digo pocas veces como muy bien podría decir, nunca se tienen experiencias enternecedoras en una clase. Mucho menos cuando suele ser una clase concerniente al campo de la tecnología. Cuando pienso en tecnología o en este caso diseño de instrucción y ambientes, tiendo a organizar mis lista personal de elementos esenciales, priorizando siempre en los conceptos y tecnicismos aprendidos por medio de lecturas y clases, dejando en un segundo plano el elemento humano, el contacto humano y las emociones de los seres humanos.  Esto es un error.

En nuestra segunda sesión del curso EDU 646, el profesor Vantaggiato, ha dado una muestra de cómo puede aflorar el elemento humano  gracias al uso de la tecnología, en este caso gracias al uso de las redes sociales como Twitter. Llevó a cabo una actividad en la que primero habló sobre la tendencia por el #care4sagrado que inició en las redes sociales tras el paso del huracán María por Puerto Rico. El hashtag 4sagrado se expandió a través de muchas comunidades educativas fuera del país, en muchísimas partes del mundo. Y a manera de correspondencia epistolar llegaron cientos de postales escritas para toda la comunidad de Sagrado y el país, ofreciendo mensajes de apoyo y solidaridad. Nos enseñó las postales y cartas, cada una tan distinta y afectiva. Hizo hincapié en una carta escrita por una mujer iraní llamada, Parisa.

Parisa es profesora de inglés en la Universidad de Osaka en Japón. Escribió una carta en la que expresó que esas palabras de aliento vienen de quien lucha por el sentido de humanidad a diario. Analizamos el contenido de su mensaje y nos conmovió. Asimismo, nos conmovió un paquete que envió, desde Japón, al profesor y a la comunidad de Sagrado, repleto de marcadores de libros hechos por sus estudiantes de inglés de la Universidad. Cada uno con mensajes motivacionales y decorados para cada gusto. Me pareció que fue una muestra de lo que se puede lograr, o mejor dicho, de los lazos que pueden hacerse a través de los medios digitales, con gente de todo el mundo. Me parece ser una muestra de cómo pueden materializarse los lazos que hacemos por las redes; los contactos y comunidades con las que podemos entrar en contacto. Fue una actividad alentadora en la que nos pusimos en contacto con Parisa y sus estudiantes, a pesar de las distancias.

Fue, en efecto, un momento digno de una selfie:

IMG-9370
Foto tomada para el curso EDU 646 por Yoselyn Rodríguez

Luego la discusión giró en torno a la expectativa del curso en cuanto a la creación de dinámicas fluidas y colmadas de diálogos a través de plataformas como Twitter, por ejemplo. Pudimos plantear algunos problemas que tiene Twitter, (en mi caso la rapidez con la que fluctúa la información puede llegar a ser, por momentos, desconcertante) para luego re-evaluar esos aspectos y considerar sus beneficios a la hora de construir diálogos libres y abiertos. Rescato la metáfora empleada en clase del río y la pesca para ilustrar que Twitter se nos presenta como un manantial de información del cual hay que saber extraer lo más importante para nosotros.

Todo llevó a pensar en la web como un ambiente de aprendizaje. Y a reflexionar sobre Facebook y su hermetismo.  Facebook, ¿sirve como ambiente de aprendizaje? Lo dejamos en el tintero para una evaluación postrera.

Cambiando un poco el tema, pero no tanto, estas son las cosas que quiere hacer el profesor con nosotros en esta próxima etapa:

  1. Cada uno deberá buscar tres artículos indispensables sobre el tema en cuestión para incluir en el prontuario de la clase. Haremos reseñas de cada uno y escogeremos los más apropiados.
  2. Las entrevistas: Realizaremos dos entrevistas grabadas en video; una de ellas a un arquitecto y la segunda a un tecnólogo educativo. Las entrevistas girarán en torno a la relación entre humanos y el ambiente en el que se desarrollan. Las preguntas guías pueden ser: ¿Cómo nos cambia el ambiente? ¿Cómo nos cambia una herramienta? ¿Cómo el ser humano tiene un impacto en el ambiente?
  3. Que veamos el otro lado de Twitter: Empezar a buscar una lista de 10 especialistas del campo de la tecnología educativa que estén en Twitter. Luego, a compatir esa lista para su respectiva discusión.
  4. Buscar Blogs para recomendar. [A esta tarea y a la anterior, le daremos más espacio de tiempo.]

Justo después, tuvimos una demostración en WordPress para repasar cómo integrar distintos medios a nuestra plataforma. El profesor hizo énfasis en la incorporación de: enlaces, videos, twits y archivos de soundcloud. Pudimos comporbar que WordPress permite la inclusión de diversos recursos que sirven para enriquecer nuestros trabajos.

Terminamos la clase viendo el video “Visions of students today”, https://www.youtube.com/watch?v=dGCJ46vyR9o  en el que colaboraron para su producción, los estudiantes de bachillerato y su profesor de antropología de la Universidad de Kansas, resaltando hasta el final la idea de la colaboración y la realización de proyectos a la hora de diseñar experiencias significativas de aprendizaje.

IMG-9371
 ©MJG

Hasta la próxima.